La depresión es una enfermedad más fuerte de lo que te imaginas ¡Entérate!

La depresión es una enfermedad más fuerte de lo que te imaginas ¡Entérate!

21

nov

La depresión es una enfermedad clínica severa. Es más que sentirse "triste" por algunos días. Es un sentimientos que no desaparece fácilmente, es más persiste e interfiere en tu vida cotidiana.

La depresión, es una enfermedad grave y muy común en Colombia, se estima que 322 millones de personas viven con depresión, entre quienes las mujeres y los jóvenes son los más propensos a sufrirla. Este es un trastorno mental que afecta emocional, física y mentalmente de modo que no te deja sentir y de pensar razonablemente. La depresión puede provocar deseos de alejar a la persona de su familia, amigos, trabajo y escuela. Puede además causar ansiedad, pérdida del sueño, del apetito, y falta de interés o placer en realizar diferentes actividades.


La depresión es la primera causa de atención psiquiátrica y de discapacidad derivada de problemas mentales, Como mencionamos anteriormente la depresión es  más que solo una tristeza pasajera, no es una debilidad así que la persona no puede recuperarse de la noche a la mañana de manera sencilla. La depresión en la mayoría de los casos requiere tratamiento.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que la depresión es la cuarta enfermedad que más incapacidad provoca en todo el mundo, y es la enfermedad psiquiátrica más frecuente, se estima que cerca del 20% de las personas lo padecen a lo largo de su vida.

Ningún síntoma garantiza el diagnóstico por sí solo. Algunas personas depresivas experimentan muy pocos síntomas, otras en cambio presentan un amplio número de síntomas, la gravedad de los síntomas también varía mucho de unos pacientes a otros.

Síntomas

El síntoma más característico de la depresión es la tristeza. La tristeza en el paciente depresivo presenta unas características específicas que la diferencia del sentimiento de tristeza no patológico como:

  • Intensidad superior a la esperable para la afrontar una situación

  • El paciente la describe como diferente a otras experiencias tristes que hubiera podido sufrir previamente, y existe mayor sensación de pérdida de control y gran dificultad o incluso imposibilidad para motivarse por otras cuestiones que no sean el foco de su tristeza.

  • Lentitud de movimientos, gesticulación facial y corporal escasas, sensación de fatiga, irritabilidad, llanto fácil, temor a la toma de decisiones, pérdida de apetito.

  • Insomnio muy característico de las formas más graves, es lo que llamamos “despertar precoz”

  • Gran dificultad para pensar.

  • Un síntoma particularmente grave es la anhedonia, que consiste en una dificultad enorme para disfrutar de las situaciones y condiciones de la vida que antes de enfermar producían placer en la persona.

  • Síntomas físicos, como dolor de cabeza, molestias digestivas y  dolor generalizado.

  • Pensamientos pesimistas, con aumento de sentimientos de culpa por cosas hechas en el pasado.

  • Pensamientos relacionados con la muerte, bien en forma de “sería mejor estar muerto”.

Tipos de depresión

Trastorno Depresivo Mayor

Es el más característico y el que concentra la mayoría de síntomas. Cuando el paciente se muestra extremadamente apático y con inhibición psicomotriz, se habla también de melancolía; en los casos más graves conduce al estupor depresivo. En el que el paciente se encuentra inmóvil e incluso puede rechazar comer o beber.

Distimia

Se distingue por su cronicidad, la inestabilidad del humor, la fuerte ansiedad y la fluctuación del estado de ánimo. La baja autoestima y la desesperanza son también características de la distimia.

Trastorno ansioso-depresivo

Es una mezcla de ansiedad y depresión, en general moderada.

Depresión Atípica

Se caracteriza por gran reactividad del estado de ánimo a situación diversas, con marcada ansiedad y síntomas depresivos ”invertidos”: empeoramiento por las tardes, aumento de apetito e hipersomnia.

Trastorno afectivo estacional.

Aparece de forma regular y repetida, coincidiendo con cambios estacionales, en general, en otoño e invierno, y asociado a los cambios lumínicos. Somnolencia excesiva, apetencia por los hidratos de carbono junto con los síntomas típicos de la depresión, destacando la fatiga.

Trastorno Bipolar.

Implica la existencia de episodios depresivos graves alternados por otros de exaltación de las funciones mentales “manía”, consistente en aceleración del pensamiento, hiperactividad, gastos descontrolados, insomnio e irritabilidad.

Ciclotimia

Manifestaciones leves e imprevisibles con cambios frecuentes de estado de ánimo (de la euforia a la tristeza) en varios días, sin motivo aparente; son sujetos muy inestables. Es difícil diferenciarla de los cambios normales.

Depresión psicótica

La depresión psicótica es un subtipo de depresión mayor el cual se presenta cuando una enfermedad depresiva severa incluye algún tipo de psicosis. A diferencia de los demás tipos de depresión, se caracteriza por la presciencia de síntomas psicóticos: alucinaciones y/o delirios que alteran cualitativamente el modo en el que se percibe la realidad.

Depresión posparto

Dentro de los tipos de depresión, podemos incluir la depresión posparto. Se caracteriza porque puede ocurrir poco después del parto. Este tipo de depresión puede presentarse hasta un año más tarde de que la mujer haya dado a luz, pese a que es habitual que ocurra dentro de los primeros tres meses después del parto.

Causas de este tipo de depresión:

  • Cambios a nivel corporal del embarazo y el parto (por ejemplo, debido al cambio hormonal)

  • Cambios en las relaciones laborales y sociales

  • Tener menos tiempo y libertad para sí misma

  • Cambios el ciclo sueño-vigilia debido al nacimiento

  • Preocupaciones acerca de su capacidad para ser una buena madre.

Cuáles son los factores que contribuyen a la depresión?

Las razones para caer en un estado depresivo son muy variadas. Algunas personas caen en depresión clínica cuando experimentan un acontecimiento emotivo en sus vidas, por ejemplo, cuando perdemos un ser querido, el trabajo o terminamos una relación amorosa importante.

A otras personas les puede afectar como resultado de una suma de factores y acontecimientos: Cuando migramos y dejamos atrás en nuestro país nuestra familia y amigos más queridos; cuando sentimos falta de habilidad para comunicarnos; cuando nos resulta difícil entender e integrarnos a una nueva cultura. Sin embargo, hay gente que puede llegar a sentirse deprimida sin ninguna advertencia previa.

Sexo:

Las mujeres sufren dos veces más de depresión que los hombres. Aunque las razones no son claras, existen diferencias genéticas y hormonales que pueden contribuir a la depresión.

Antecedentes familiares:

Cuando algún miembro de su familia padece de depresión severa, hay el doble de posibilidades para adquirirla. Aunque puede ocurrir en personas que no tienen parientes con depresión.

Uso de ciertas medicinas:

Algunos medicamentos con o sin receta médica pueden causar depresión clínica.

Sentimientos de pérdida de control sobre nuestras vidas:

Las personas a menudo sienten que perdieron el control y pasan mucho tiempo lamentándose por ello, tienen mayor probabilidad de desarrollar una depresión mayor.

Presencia de otras enfermedades:

Alzheimer, cáncer, diabetes, afecciones al corazón, desórdenes hormonales, mal de Parkinson o trombosis. Así como también otros trastornos mentales como la ansiedad y trastornos de la alimentación.

Abuso del alcohol o drogas:

Cuando se tiene problemas de consumo de alcohol y otras drogas se tiene mayor probabilidad de desarrollar una depresión mayor.

Tratamiento

Las maneras más comunes de tratar la depresión clínica son suministrando medicamentos, psicoterapia, o una combinación de ambos. La elección del tratamiento depende de:

  • La severidad de los síntomas,

  • Los antecedentes de la enfermedad,

  • La preferencia de la persona.

Muchas personas no buscan ayuda para tratar la depresión. Creen erróneamente que si lo hacen pueden ser calificados como personas débiles o sin carácter. Otras veces, creen que los síntomas de la depresión desaparecerán con el tiempo, por sí solos. Estas ideas son falsas. Cualquier persona que sufra de depresión, así como cualquier otra enfermedad grave, necesita ayuda profesional especializada. Los síntomas seguirán allí, hasta tanto no se inicie el tratamiento. Entre más pronto inicien el tratamiento más pronto empezarás a sentirte mejor. Hay algunas cíclicas que son expertas en tratar este tipo de temas, recomendamos a la Clinica Neuropsicologica Neuraxis, allí encontraras especialistas en el tratamiento Farmacológico, Psicoterapeuta por Psiquiatria, Psicologia y Neuropsicologia de la depresión.

Jeinny Yuliany Tovar, Autor

Ver también

  • Cáncer de colon
    Ver
  • ¿Cómo crea el cerebro nuestra realidad?
    Ver
  • Calorías, sobrepeso y salud
    Ver
  • Un sueño que nace del corazón – Dr. Ronald Ortiz
    Ver
  • “El amor por la medicina nace del contacto cotidiano” – Dr. Javier Pardo
    Ver

Comenta ¡Ahora!