De Mayor quiero ser feliz

De Mayor  quiero ser feliz

19

oct

Me encontré esta frase y me trajo miles de recuerdos de mis disfraces y de lo que quería ser yo de niña. Me puso a evocar lo feliz que fue mi infancia, pero  ¿Que pensaba yo que era la adultez?

En octubre miles de niños se disfrazan de sus grandes deseos, algunos quieren ser súper héroes, otras princesas, pero varios se disfrazan de sus proyectos de vida (ser bombero, policía, médico, veterinario, entre otras profesiones u oficios), algunos no deciden sus disfraces sino que se disfrazan de lo que quieren sus padres y desde allí empezamos a coartar su creatividad.

En el consultorio encuentro pacientes adolescentes y jóvenes con frustración sobre sus carreras, ya que  estudiaron  lo que en casa le decían que le daría un mejor futuro, o que debían ser administradores ya que debían seguir con el negocio de la familia, o que en casa todos eran abogados y esa era la línea más fácil para subsistir, y la mayoría me dice “es que estudio esto porque es lo que me va a dar plata cuando yo sea grande”. Y ¿la felicidad? ¿Dónde estamos dejando eso tan importante? Desde que somos niños vamos creciendo en nuestros sueños, pero no solo es tener un objetivo de una carrera o de un oficio sea cual sea, pero felices.

Según la real academia española de la lengua: “la felicidad es un estado de grata satisfacción espiritual y física”. Es algo que el hombre ha buscado en toda su existencia y que no ha sabido cómo encontrarla (ni siquiera como definirla bien), ya que la felicidad es subjetiva depende de mi personalidad, de mis gustos, de mi familia  y hasta de mi entorno cultural. Lo que a mí me hace feliz seguramente no hará feliz a mi vecino, lo cual no está mal, sería un caos que todos fuéramos felices con las misma cosas, pero Ojo la felicidad no es lo mismo que una emoción extrema de alegría continua y de un placer absoluto, que es lo que genera tanta equivocación y que las personas se mantengan en busca de esa sensación, y tampoco  es solo la ausencia de sufrimiento, para mí es un estado de tranquilidad. 

Cuando ponemos tantos adornos a las emociones es por esto que la gente al no encontrarla y no vivirla se frustra y se deprime fácilmente. En mi trabajo  día a día conozco más niños con síntomas depresivos y con una falsa idea de la felicidad y “estoy aburrido” es una frase parte de su cotidianidad. Pero esto no es culpa de los niños sino de nosotros como padres y como sociedad que llevamos a tener unas falsas expectativas a los niños de lo que es la vida y la adultez donde el objetivo no es como me siento, sino que es lo que tengo.

Estar aburrido también es saludable (desde que eso no sea una constante), Estar triste también lo es, si no viviera la tristeza, no podría saber que es la alegría, si no tuviera miedo, no sabría de que defenderme, si no viviera la ira y la sacara alguna vez, sería un ser poco sano y reprimido, la ira nos ayuda como autoprotección. Las emociones son parte del ser humano y tenemos que vivirlas y de allí viene la inteligencia emocional, las personas exitosas no son las más inteligentes intelectualmente sino las más inteligentes emocionalmente, Daniel Goleman dice “La infancia y la adolescencia constituyen una auténtica oportunidad para asimilar los hábitos emocionales fundamentales que gobernarán el resto de nuestras vidas”.

 Por lo tanto ahora tenemos la responsabilidad de enseñarles a nuestros niños, más a sentir que a hacer, a tomar un respiro, a alejarse y compartir. A que un abrazo vale más que un “me gusta”, que vivir el presente es lo más lindo que podemos hacer, pensar en las alegrías del “hoy” y así evitaremos futuros adultos deprimidos y en busca de una vida que no los lleva a la verdadera felicidad.

Dra. Maria Victoria Isaacs Pardo, Autor

Ver también

  • De Mayor quiero ser feliz
    Ver
  • Será el Coronavirus la alarmante "Enfermedad X”, una de las 8 enfermedades de riesgo global que la OMS previó hace dos años?
    Ver
  • Estaba preparado para la pandemia, paciente con TOC, según redacción BBC News Mundo.
    Ver
  • Psicólogos aseguran que habrá un "impacto mental" cuando se levante aislamiento, según informe de la UADE
    Ver
  • ¡La indigestión es la enfermedad más común de la época decembrina, conoce todo!
    Ver

Comenta ¡Ahora!